Compartir esta sección:

Cómo elegir un buen asiento para tu bicicleta

El asiento de nuestras bicicletas puede tener distintas formas y tamaños. A lo largo de los años se ha ido perfeccionando en diseño y tecnología ¿Cuál es el mejor asiento que se adapta a vos?

A la hora de definir cuál es la mejor opción debemos preguntarnos cuál es la disciplina en la que nos vamos a desempeñar ¿Haremos Mountain Bike? ¿Somos ciclistas casuales, o utilizaremos la bici cada día para ir a trabajar? Estos factores pueden provocar variaciones a la hora de elegir el tamaño, el ancho y el largo de los asientos.

Pueden ser livianos y aerodinámicos si queremos dedicarnos al Mountain Bike o más corto, que permite acomodar mejor la pelvis del ciclista y adelantar su postura, acercándola al manubrio, para un rodar más acoplado.

Definir el tipo de asiento que vamos a utilizar y la altura nos ayudará a evitar molestias en el área pélvica y una mejor experiencia bicicletera. Según el sitio Pedalia.cc “Una superficie plana y con cierta rigidez es más cómoda que una blanda y evita las incómodas rozaduras del acolchado”.

El género y la anatomía son factores importantes que también deben ser tenidos en cuenta. Usualmente los asientos que prefieren las mujeres son más anchos que los de los hombres por cuestiones de su anatomía. No debemos olvidar que poder sentarte cómodamente en la bici depende, en gran medida, de tu posición de pedaleo. Algunos ciclistas prefieren una posición vertical, pero otros optan por mantener una posición más deportiva, incluso aerodinámica. Cuanto más te inclines hacia adelante más presión ejercerás sobre la zona delantera de tu área pélvica. Es importante que seas consciente de tu forma de pedaleo y la posición que tomas al conducir tu bicicleta para tomar una decisión.

Respecto del tipo de ciclismo que vamos a practicar los asientos para ciclismo de ruta son más estrechos que los asientos para otro tipo de ciclismo, que se van ensanchando hasta llegar a las bicicletas tipo crucero, que son mucho más amplios.

A elegir el asiento ideal

Te dejamos algunos consejos para que encuentres tu asiento ideal:

  • La flexibilidad importa: Tener en cuenta qué tan flexible sos es relevante a la hora de escoger un asiento para la bici. Hacé la prueba sentándote en el piso y tratando de tocarte con las piernas estiradas las puntas de los pies. Quienes son menos flexibles tienden a moverse mucho sobre el asiento por eso les funciona mejor un asiento redondeado. En tanto un ciclista más flexible está más favorecido por un asiento más curvado.


  • Medí tus isquiones: El ancho del asiento dependerá de la distancia entre tus isquiones. Con este dato vas a poder saber exactamente cuál es el mejor asiento para vos ¿Cómo lo hacemos? Ponemos una hoja sobre una superficie y nos sentamos sobre ella con la espalda recta, nuestra huesos isquiones van a dejar marcados dos puntos que nos darán la distancia para escoger el ancho del asiento:
    • Para distancias de isquiones entre 70 y 100 mm, asientos de 130 mm
    • Para distancias de isquiones entre 100 y 130 mm, asiento de 143 mm 
    • Para distancias de isquiones entre 130 y 160 mm, asientos de 150 mm


  • La altura correcta: Un paso indispensable una vez elegido el asiento es ajustarlo a la altura que realmente necesitamos para lograr un pedaleo eficiente y prevenir la aparición de síntomas irritantes. Hay que asegurarse que el asiento esté horizontal, la punta ni muy arriba ni muy abajo. Si ajustamos ambos pedales en posición horizontal deja una línea de plomada desde la rodilla. El asiento va a estar en la posición correcta cuando la línea pase por el eje de la rodilla. Luego podremos jugar con la configuración del asiento sin realizar grandes cambios sino más bien pequeños ajustes a tu posición. 

Teniendo en cuenta todos estos factores vas a poder encontrar el asiento perfecto para tu bici y para vos.

Fuente:https://www.rideshimano.com/global/en/5-tips-for-finding-the-perfect-saddle/ 

Compartir:

Acceder o Registrarse